sábado, 5 de abril de 2008

recuento


Hasta hace
No menos
De 20 cenas




No había notado
Lo farragoso
De trozar
Un pollo
Congelado.




Al margen
De las leyendas
En torno
A su reciclado
A base
De lavandinas


En pelopinchos
Allí estaba
Ese pollito
De 8 pesos




Estalactítico,
Adoptando
Una pose




De fetal
Enganche
Que acaba


De recibir
La murra




Del pelado
Laspada
O Guinta
Para los más




Nostálgicos
O Ratin
Si se quiere.




Lo cierto
Es que el
Producto


De granja

Se


encuentra


Allí,




Provisto
De algún
Que otro
Lastre




Que el buen
Consumidor
Acepta

Con la resignación
Que se pierde
La primer


novia
Y si bien


El objetivo


Es ir descoy


Unta,ndo




Las articulaciones
Más rebeldes
Hasta hallar
El blanco
Pechuga




Primero
Deberá
Finiquitar


Un par
De
Pormenores




Como sacar
La grasa
El culo o




Eliminar
El hígado
Embolsado
Y el cogote




Por el cual
Le inyectan
Altas dosis
De hormonas




En pos de
Un crecimiento
Que achique
Los costos
De tiempo




En relación
Al de
Mantenimiento
Dentro
De las jaulas
De engorde.



La salmonela
Es uno
De los virus




Que el ave
Contaminada
Porta




Y oscilando
De la negligencia
De los tiempos
De cocción


Por parte
De los ases
Culinarios



Puede ser
Una de
Las causas

De muertes
Más pelotudas


En un país

Donde la gente
Muere sin poder
Morir como la gente


El tata
Baldomir
Prefiere ir
A los bifes

4 comentarios:

ana dijo...

desagradables novedades
para esta vegetariana

toto scurraby dijo...

no menos ciertas

Trimalciónida dijo...

que interesante
si, totalmente de acuerdo
trozar un pollo es una de las cuestiones dificiles que uno debe afrontar en su vida, y ni hablar de desguezarlo por completo, eso viene en el segundo curso...saludos, nora

toto scurraby dijo...

saludos norita